Hábitos de los Perros: Cómo Desarrollarlos - Diario CR
29 de enero de 2023
Hábitos de los Perros: Cómo Desarrollarlos
Sin categoría

Hábitos de los Perros: Cómo Desarrollarlos

Además de los conceptos que ya conoces, hay un aspecto fundamental que suele pasarse por alto en las guías de adiestramiento canino: la consistencia y el desarrollo de hábitos caninos.

La consistencia conduce al desarrollo de patrones de comportamiento fuertes: hábitos. Por lo tanto, para tener un perro bien entrenado, debe ser constante durante su entrenamiento e incluso cuando no lo esté entrenando.

Por favor, lea los siguientes escenarios de casos para obtener una mejor comprensión de la importancia de la consistencia y el desarrollo de los hábitos del perro.

Caso 1: Los hábitos de los perros y el comando de recuperación

Tu perro ha aprendido a acudir a ti cuando lo llamas a tu casa, pero nunca practicaste esta orden en el parque.

Un día, llevas a tu perro al parque y lo dejas jugar sin correa con otros perros. Cuando quieras regresar a casa, llama a tu perro e incluso muéstrale una galleta (que usaste para enseñarle a recordar en tu casa).

Sin embargo, jugar con otros perros es una motivación más fuerte que una galleta en ese momento. Por lo tanto, su perro ignora su recuerdo y sigue jugando con sus amigos caninos. ¿Por qué vendría a ti si se divierte tanto con sus amigos?

Lo que sucede en este caso hipotético es que no eres consistente con el retiro, porque llamas a tu perro en una situación en la que es muy poco probable que obedezca la orden. Por lo tanto, ignorar su orden se refuerza ya que su perro obtiene un gran beneficio (juega con otros perros) por hacer eso.

La consecuencia más probable es que su perro responda bien a su recuerdo en su casa, pero no en el parque ni en ningún otro lugar donde encuentre amigos con quienes jugar.

Por lo tanto, la orden de recuperación se deteriora.

Una posible solución a este problema sería volver a entrenar el retiro con un comando diferente y hacerlo realmente fuerte (convertirlo en un hábito) antes de volver a liberar a su perro en el parque.

Caso 2: Hábitos de los perros y entrenamiento para ir al baño

Su perro vive en el patio trasero y rara vez va a otro lugar. Dado que el piso del patio trasero está hecho de concreto, su perro orina y hace caca en esa superficie cada vez que necesita un baño. Se acostumbra a usar una superficie de concreto como inodoro.

Un día llevas a tu perro al parque, donde el suelo está cubierto de hierba. Tu perro disfruta de la caminata, pero notas que no libera ningún «residuo tóxico».»

¿Qué sucede en este caso hipotético? Su perro está acostumbrado a hacer sus «negocios» en un piso de concreto y ese comportamiento se convirtió en un hábito.

Dado que su perro nunca ha orinado o defecado en diferentes superficies (como el césped), no puede reconocerlos como inodoros adecuados. Como resultado, espera hasta que está en una superficie de concreto para hacer su «negocio».»

Aunque este ejemplo puede parecer extremo y loco, es un problema común para los dueños de perros.

Esto es lo mismo que le sucede a muchas personas de la ciudad cuando acampan. Sus intestinos se «bloquean» durante un par de días, hasta que se dan cuenta de que no hay más remedio que ir detrás de un arbusto.

Errores de entrenamiento de perros

Un error común es pensar que cuando le enseñas algo a tu perro es solo cuestión de tiempo antes de que ese comportamiento se vuelva perfecto. La verdad es que para obtener un comportamiento entrenado confiable, debe ser constante y hacer que ese comportamiento se convierta en uno de los hábitos de su perro. Cuando el comportamiento se convierte en un hábito, es muy poco probable que su perro actúe de una manera diferente.

Algunas personas piensan que la consistencia no se puede lograr con técnicas positivas, y particularmente con el entrenamiento con clicker, porque estas técnicas evitan los castigos físicos (erróneamente llamados «correcciones»). Eso es un gran error y no debes creer esas afirmaciones. No es necesario que uses castigos o «correcciones» para ser consistente y desarrollar nuevos hábitos en tu perro.

Dicho esto, debes ser consciente de que lleva algún tiempo desarrollar buenos hábitos en tu perro. Es por eso que el entrenamiento real del perro no se puede lograr en unos pocos días. El entrenamiento básico de obediencia sin correa generalmente toma de tres a seis meses si desea que sea confiable. Por otro lado, la formación a nivel competitivo puede llevar años.



Source by Rodrigo Trigosso