La tórtola oriental: hábitat, características y reproducción - Diario CR
1 de febrero de 2023
La tórtola oriental: hábitat, características y reproducción
La tórtola oriental: hábitat, características y reproducción
Animales

La tórtola oriental: hábitat, características y reproducción


Esta preciosa tórtola solo abunda en el continente asiático, pero podrías tener la suerte de verla si vives en Europa. Vamos a conocerla mejor.

La tórtola oriental: hábitat, características y reproducción

Última actualización: 22 enero, 2023

Confundir a la tórtola oriental con la tórtola europea es sencillo, pues la primera rara vez se observa en el oeste de Europa. Sus migraciones, aunque largas, suelen centrarse en otras áreas que veremos después.

¿Qué caracteriza a esta columbiforme y qué la hace especial? Eso es lo que podrás averiguar en esta ficha completa de su biología, pues se trata de un ave cuya información divulgativa es más bien restringida. No te pierdas nada, pues la tórtola oriental es un animal increíble.

Taxonomía y características

La tórtola oriental recibe el nombre científico de Streptopelia orientalis y es un ave perteneciente al orden de las columbiformes, la familia Columbidae y el género Streptopelia. En este último se engloban las aves conocidas comúnmente como tórtolas y que se caracterizan por la lista negra o moteada que les recorre la parte anterior del cuello.

Son aves de tamaño medio a pequeño, de unos 35 centímetros de longitud.

En el caso concreto de la especie que nos ocupa, se trata de un ave de colores llamativos sobre con la base habitual del gris azulado del plumaje. Las plumas de las alas son negras, con el bode exterior de un color marrón arenoso; este mismo patrón se repite en su espalda y hasta la cola, pero atenuado.

Su marca distintiva en el cuello consiste en líneas negras sobre blanco. Sus ojos son anaranjados y sus patas rosadas, como la mayoría de las columbiformes.

Hábitat de la tórtola oriental

Esta tórtola se distribuye de forma amplia por Asia, aunque más en el este. Existen al menos 6 subespecies, cada una de ellas con un plumaje diferenciado y hábitos de migración propios:

  • Las subespecies del norte (Streptopelia orientalis orientalis y Streptopelia orientalis meena) suelen desplazarse a países de la región paleártica occidental para reproducirse.
  • Las poblaciones meridionales son residentes, es decir, que no migran durante el año.
  • El resto de las subespecies viajan hasta el sur de para pasar el invierno, sobre todo a la India, Maldivas y el sur de Japón.

Suele preferir hábitats arbolados y abiertos, ya que en esos bosques suele encontrar alimento y tiene refugio fácil entre las ramas. En invierno, sin embargo, se la avista mejor en lugares abiertos, si bien a estos nunca les faltan árboles.

Alimentación

La tórtola oriental es un ave granívora, es decir, que se alimenta principalmente de semillas. Las que más suele escoger son las de cáñamo, girasol, trigo, amaranto y mijo. En ocasiones completa su dieta con algo de proteína animal, normalmente con gasterópodos.

Comportamiento de la tórtola oriental

Se trata de un ave diurna y gregaria. Suelen formarse grandes bandadas de individuos, si bien dentro de ellas existen parejas estables que nidifican juntas en cada temporada de cría.

La mayor parte de su día se basa en alimentarse en el suelo, buscando semillas en espacios abiertos. Esto las coloca en una posición vulnerable frente a los depredadores, pero el hecho de estar en grupo y su excelente vista les da ventaja para volar con rapidez de vuelta a las copas de los árboles.

El comportamiento de cortejo es digno de ver, el macho agita las alas mientras emite vocalizaciones. Después, inclina el cuerpo y alza la cola, sin dejar de gorjear. También es común ver macho hembra, justo antes de la cópula, se toman de los picos y suben y bajan la cabeza.

Reproducción

Dependiendo de las poblaciones y de las áreas donde estas residen, la época de cría varía entre verano e invierno (en la India, por ejemplo, hay una temperatura óptima para la cría en la estación fría). El macho es quien recolecta el material para el nido, llevándoselo a la hembra para que esta lo construya.

En ocasiones, sin embargo, la pareja reutiliza los nidos de otros años o lo que otras aves abandonan.

La pareja de tórtolas orientales está muy bien organizada, el macho incuba los dos huevos (a veces uno) que pone la hembra, mientras que ella lo hace por la noche. A los 15 días, aproximadamente, los huevos eclosionan y ambos progenitores los alimentan hasta que terminan de emplumar, 2 semanas después.

Estado de conservación de la tórtola oriental

Streptopelia orientalis.

Por suerte, esta tórtola no se encuentra en peligro actualmente, está clasificada como preocupación menor (LC). Su distribución es tan amplia que, de momento, su población permanece estable. En algunas regiones se la caza para el consumo humano, pero esta práctica no está afectando significativamente a las poblaciones, de momento.

Avistar una de estas tórtolas es muy complicado si vives en la parte occidental de Europa o en el sur, pero no imposible. Los columbiformes, en todas sus especies, son animales muy maltratados por la cultura popular, pero basta con echarles un vistazo para darse cuenta de lo increíbles que son. No pierdas la oportunidad de observarlas y protegerlas en tu zona.

Te podría interesar…