La mariposa rosada del arce: hábitat, características y reproducción - Diario CR
4 de febrero de 2023
La mariposa rosada del arce: hábitat, características y reproducción
La mariposa rosada del arce: hábitat, características y reproducción
Animales

La mariposa rosada del arce: hábitat, características y reproducción


Esta mariposa te dejará con la boca abierta. Ven a conocer a esta lepidóptera de los arces americanos.

La mariposa rosada del arce: hábitat, características y reproducción

Última actualización: 10 diciembre, 2022

Esta polilla, aunque algo demonizada en su lugar de origen, tiene unos colores que despiertan la curiosidad de cualquiera (e incluso la ternura). Se trata de la mariposa rosada del arce, que encandila con sus colores de caramelo y su cuerpo peludo.

Aquí podrás conocerla un poco más a fondo gracias a esta ficha de su biología. No te pierdas nada, pues incluso los animales más pequeños son capaces de guardar secretos sorprendentes, y más aquellos que se estudian como plagas y no como un miembro más de su ambiente. Comenzamos.

Taxonomía y características

La mariposa rosada del arce recibe el nombre científico de Dryocampa rubicunda. Este insecto artrópodo pertenece a la familia de los satúrnidos y al género Dryocampa, que aglomera 6 especies en total. La que nos ocupa, sin embargo, es la más colorida de este grupo taxonómico y, por tanto, la más conocida.

Aunque la imagen más conocida de esta polilla es de una adulta en tonos amarillos y rosados, lo cierto es que su coloración es de lo más variable, ya que va desde el blanco con marcas amarillas hasta el rosa oscuro y más. Su cuerpo lanoso y sus antenas sí suelen ser de un rosa intenso.

Existe dimorfismo sexual, puesto que los machos tienen las alas más estrechas y angulosas que las hembras. Sus antenas, además, son bipectinadas mientras que las de las hembras son simples. Ellas, en cambio, son más grandes, llegando a los 50 milímetros de longitud frente a los 44 milímetros que alcanzan los machos.

Hábitat de la mariposa rosada del arce

Estas mariposas son nativas de América del Norte y del sur de Canadá. Suelen encontrarse en bosques caducifolios, sobre todo en aquellos en los que se encuentran arces de varias especies: rojos (Acer rubrum), de azúcar (Acer saccharum), plateados (Acer saccharinum) negundo (Acer negundo) y roble turkey (Quercus laevis).

También se han encontrado mariposas rosadas del arce en áreas suburbanas, donde la contaminación ambiental es menor.

Alimentación

Las polillas adultas no se alimentan, ya que se trata de una fase específicamente dedicada a la reproducción. Las larvas, por el contrario, son voraces y capaces de consumir el árbol que las hospeda. Por tanto, son folívoras, así que es fácil verlas comerse las hojas enteras e incluso las ramas.

Comportamiento de la mariposa rosada del arce

Estas mariposas son de hábitos nocturnos y principalmente solitarias, ya que solo durante la época de reproducción se congregan para encontrar pareja. Suelen volar durante el primer tercio de la noche, momento en el que las hembras desprenden feromonas para atraer a los machos.

Aunque se pensaba que las larvas sí eran gregarias, lo cierto es que solamente se alimentan juntas en las primeras fases de su desarrollo. Después, paulatinamente, se van convirtiendo en animales solitarios. Cuando se disponen a pupar, llegado el invierno, se entierran en agujeros poco profundos hasta la primavera.

La principal forma de comunicación de la mariposa rosada del arce es a través del olfato y el tacto, ya que no tienen una vista muy aguda (aun así, perciben longitudes de onda ultravioleta). Las antenas, palpos y patas son donde más receptores sensoriales se encuentran.

Gracias a las setas (sus antenas en forma de pluma) perciben la dirección del viento mientras vuelan y son capaces de redirigir su rumbo.

Reproducción

El ciclo vital de la mariposa rosada del arce comienza con el huevo que la hembra deposita en la parte interior de las hojas del arce. Tras 2 semanas nacen las orugas, que se agruparán entre ellas para alimentarse hasta que hagan la tercera muda, momento en el que toman hábitos más solitarios.

Para realizar su metamorfosis se entierran. Después, de mayo a julio, emergen las adultas y se preparan para reproducirse. Aunque no se sabe demasiado de los comportamientos del apareamiento, sí se conoce que la fecundación es interna y que se efectúa después del anochecer. A la siguiente noche, las hembras hacen la puesta de huevos, en grupos de 10 a 30, hasta llegar a un total de 150-200.

Su sistema de apareamiento es poligiándrico, es decir, que machos y hembras se aparean con diferentes individuos durante la noche.

Las larvas eclosionarán 2 semanas después, reiniciando el ciclo. En total, estas polillas tienen una esperanza de vida que oscila alrededor de los 2 y los 9 meses, dependiendo del momento en el que se entierre para pupar.

La complicada relación con los humanos

Dryocampa rubicunda.

Los insectos son, de lejos, los animales más olvidados por parte de nuestra especie. A pesar de que aquellos más coloridos nos atraen y los admiramos (como es el caso de la mariposa rosada del arce), sus etapas larvales no despiertan tanta simpatía. Esto se debe al impacto que tienen las orugas en las plantaciones de arces, ya que una sola generación puede defoliar completamente un árbol.

Por tanto, aún queda por investigar y descubrir una manera de alejarlas de estos lugares sin matarlas, pues las orugas y polillas de esta especie siguen siendo un eslabón importante en sus ecosistemas. Cuidemos de todos, hasta de los más pequeños.

Te podría interesar…