Garrapatas y cómo combatirlas - Adiestrar Perros - Razas de Perros - Fotos de Cachorros - Diario CR
3 de febrero de 2023
Garrapatas y cómo combatirlas – Adiestrar Perros – Razas de Perros – Fotos de Cachorros
Garrapatas y cómo combatirlas – Adiestrar Perros – Razas de Perros – Fotos de Cachorros
Animales

Garrapatas y cómo combatirlas – Adiestrar Perros – Razas de Perros – Fotos de Cachorros


Las garrapatas, también conocidas como los ixodoideos, son una superfamilia de ácaros que se alimenta de sangre. Y esto los convierte en vectores de un sinfín de enfermedades infecciosas entre las que se pueden contar el tifus y la enfermedad de Lyme. Además, las garrapatas son los ácaros de mayor tamaño.

Es por ello que debemos tener sumos cuidados con nuestros perros para evitar que se contagien de ellas. Si bien en la gran mayoría de los casos, no suele pasar a mayores una picadura de una garrapata, de todos modos, deberemos ultimar los cuidados para no correr riesgos y evitar que nuestras mascotas sean picadas por ellas.

Hay que decir también que el único método de transmisión de enfermedades de una garrapata hacia nuestro perro se puede producir mediante el contacto directo. Asimismo, son capaces estos ácaros de poder esperar meses hasta encontrar un cuerpo que los hospede. Una vez lo logran, las garrapatas perforan la piel del animal con el extremo distal dentado de sus quelíceros y es allí cuando empiezan a succionar la sangre, al mismo tiempo que empiezan a introducir el hipostoma, que les sirve como primer elemento de anclaje en el cuerpo del perro. A su vez, los pedipalpos se retiran hacia los costados y quedan afuera, ya que no participan en la picadura.

Las garrapatas son capaces de segregar un cono de cemento alrededor de las piezas bucales que les facilita un anclaje definitivo y de esta forma logran seguir alimentándose. Este fluido de tipo cemento es muy rico en proteínas, carbohidratos y lípidos, los cuales pueden acabar provocando enfermedades en la piel del huésped.

Es justamente durante la perforación, que las garrapatas logran desgarrar los vasos sanguíneos y así provocan la hemorragia. En ese mismo momento, las garrapatas inoculan el virus o la bacteria.

Hay que mencionar que la garrapata se termina soltando del cuerpo de nuestro perro cuando ya están llenas, pero este proceso puede demorar varios días. Lo importante, como ya dijimos, es que la mayoría de las picaduras de las garrapatas terminan siendo inofensivas, y también no se manifiestan síntomas de ningún tipo de enfermedad. Aunque lamentablemente también, raros casos de picaduras de garrapatas pueden llevar al perro que las sufre a la muerte.

Es importante detectar, una vez que se haya descubierto que el animal fue atacado por una garrapata, que no tenga ni fiebre, ni dolor muscular, ni fatiga, ni ningún otro síntoma que podamos asociar a la gripe. De lo contrario, la consulta con el médico veterinario se deberá hacer inmediatamente.

También hay que saber que resulta imperioso tratar esta enfermedad con la mayor brevedad posible, debido a que cerca del 15% de los perros que reciben el tratamiento inmediato, de todos modos, terminan sufriendo complicaciones.

Una vez que se detecta la garrapata, es importante retirarla de inmediato. La forma correcta de hacerlo es usando unas pinzas tratando de sujetar a la garrapata de su zona bucal, lo más cerca posible de la piel del cuerpo que la hospeda, o sea, el perro. Es muy importante no aplastar el cuerpo del ácaro para evitar que segregue jugos que podrían contagiar al animal.