El pez gota, el más feo del mundo - Diario CR
21 de enero de 2023
El pez gota, el más feo del mundo
El pez gota, el más feo del mundo
Animales

El pez gota, el más feo del mundo


Catalogado como el animal más feo del planeta, el pez gota hace parte de aquellas raras especies que habitan en el fondo del mar. Descubre en el siguiente contenido sus aspectos y características más interesantes.

El pez gota, el más feo del mundo

Última actualización: 12 diciembre, 2022

Descubierto en el año 1983 durante una exploración en las costas de Nueva Zelanda, el pez gota o Psychrolutes marcidus es ampliamente reconocido en el mundo tanto por su fealdad como por su cara antropomórfica.

Viralizado en internet desde que en 2003 se revelara una foto suya, este espécimen ha adaptado su cuerpo para sobrevivir en profundidades en las que la presión es 100 veces más fuerte que la atmosférica. Continúa leyendo estas líneas y descubre las características más impresionantes del animal más feo del planeta.

Características físicas del pez gota

Con una longitud promedio de 30 a 38 centímetros y un peso de 2 kilogramos, el pez gota se caracteriza por tener un esqueleto de huesos livianos y poca musculatura en su cuerpo. Además, al igual que otras especies que habitan el fondo marino, este pez carece de vejiga natatoria. Este órgano, el cual le permite la mayoría de los peces controlar su flotabilidad mientras nadan, está ausente en este animal por una razón. Y es que al vivir en profundidades de entre los 900 a 1200 metros, las presiones ejercidas en estos entornos llegarían a reventarla.

En su lugar, el pez gota desarrollo un cuerpo de carne gelatinosa y con alto contenido de grasa. Gracias a esto, este espécimen puede deambular por el lecho marino arrastrado por las corrientes al ser menos denso que el agua. Por tal motivo, la energía que este animal gasta para su movilidad es mínima.

Por otra parte, a pesar de que todos tenemos fijada la imagen del pez gota como una masa escurrida, la realidad es que este no es su verdadero aspecto. Lo que ocurre es que cuando es sacado a la superficie, la descompresión hace que su cuerpo se expanda y se distorsionen sus rasgos. De igual forma, su tejido gelatinoso no soporta su estructura, por lo que esta se viene abajo.

Realmente, el pez gota bajo el agua presenta una cabeza bien estructurada, unos ojos prominentes y un cuerpo similar al de un renacuajo. Sin embargo, esta especie fue catalogada como el animal más feo del planeta en el año 2013 mediante una encuesta en la que participaron cerca de 100 000 personas.

Psychrolutes marcidus.

Hábitat y alimentación

Como se describía anteriormente, el pez gota tiene preferencia por habitar entre los 900 y 1200 metros de profundidad. De igual manera, soporta muy bien las bajas temperaturas, pues se lo encuentra en aguas de 2 a 9 grados centígrados. Entre otras cosas, esta especie es endémica de las costas de Australia y Tasmania, por lo que solo puede ser visto allí.

En cuanto a su alimentación, su dieta se basa en el consumo de pequeños crustáceos, caracoles y erizos de mar. Al ser un cazador pasivo, atrapa a sus presas cuando estas se atraviesan en su camino.

Reproducción del pez gota

Aunque se tiene poca información acerca de su reproducción, se ha logrado observar que las hembras ponen alrededor de 80 000 huevos por puesta. No obstante, de esta cantidad solo sobrevive el 1 o 2 %. Por otro lado, no se ha logrado determinar cómo es el proceso de cortejo y apareamiento por la dificultad de llegar a su hábitat natural.

Estado de conservación

De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), el pez gota es una especie vulnerable y en peligro de extinción. A pesar de que no es objeto de caza por parte de los pescadores comerciales, las prácticas de pesca con malla de arrastre han diezmado la población de este animal.

Dado que no puede pasar mucho tiempo fuera del agua, cuando queda atrapado en estas redes y es devuelto al mar, la mayoría de las veces no sobrevive. Sumado a esto, el poco territorio que ocupa el pez gota hace que la preocupación sea aún mayor.

Psychrolutes marcidus.

Indudablemente, este pez nos hace pensar e imaginar la cantidad de animales extraños que aún se ocultan en el fondo de los océanos. Futuras investigaciones nos permitirán conocer más sobre la increíble fauna que comparte con nosotros este maravilloso planeta.

Te podría interesar…