El koel: características, hábitat y reproducción - Diario CR
1 de febrero de 2023
El koel: características, hábitat y reproducción
El koel: características, hábitat y reproducción
Animales

El koel: características, hábitat y reproducción


El koel tiene varios nombres, todos ellos onomatopéyicos, en honor a su canto característico. Aquí podrás conocer todo lo especial que tiene este ave.

El koel: características, hábitat y reproducción

Última actualización: 17 diciembre, 2022

El koel es un ave muy común del sur de Asia y Australia, conocido por el canto característico del que deriva su nombre (una mezcla entre kik-kik-kik y ko-ooo, según el sexo y la población). Aunque es un poco complicado avistarlo, se le reconoce de inmediato en cuanto canta.

Además, su estilo de reproducción es uno de los más famosos en las tierras donde habita, ya que parasita los nidos de otras aves. Por eso, en este espacio encontrarás una ficha completa de su biología, pues este emplumado de ojos rojos merece mucha atención. Si te ha picado la curiosidad, no dejes de leer, pues te sorprenderás.

Taxonomía y características

El koel, cuyo nombre científico es Eudynamys scolopaceus, es un ave del orden de los cuculiformes, al que también pertenecen aves como el cuco (Cuculus canorus). Las aves de este orden se caracterizan por su pico curvo y alargado, así como su canto y su costumbre de parasitar nidos.

El koel pertenece a la familia Cuculidae y al género Eudynamys.

El aspecto de esta ave marca muy bien el dimorfismo sexual. Los machos son completamente negros, a excepción de algunas marcas blancas en el borde de las alas, con el pico beige y los ojos de un rojo intenso. La hembra, por el contrario, exhibe un plumaje pardo oscuro moteado de blanco, con la cola rayada.

Son aves de tamaño mediano, pudiendo llegar a los 4 centímetros de longitud y a más de 300 gramos de peso. Los ejemplares jóvenes tienen un plumaje más parecido al del macho, pero cambiará con su primera muda de adulto a su color definitivo.

Eudynamys scolopaceus.

Hábitat del koel

Durante las etapas más frías del año, el koel reside en el sur de Asia, en países como Irán, Pakistán, India, Bangladesh y Sri Lanka, así como el sur de China. En primavera, muchas de estas aves emigran hasta Australia para criar. Es en este período donde más se les escucha, tanto a los adultos llamándose para encontrar pareja como a las crías pidiendo comida.

Son aves muy comunes en zonas suburbanas y bosques de árboles altos. Es fácil verlas en cultivos y arboledas ligeras, donde encuentran comida en abundancia y habitan otras aves de tamaño similar a ellas a las que podrán parasitar en la época de cría.

Alimentación

El koel es un ave omnívora que reúne en su dieta tanto frutos como pequeños animales. Su pico tiene una gran capacidad de apertura, por lo que son capaces de consumir algunas frutas enteras, así como huevos de aves. Aunque de polluelos llevan una dieta principalmente insectívora, en su etapa adulta se alimentan principalmente de fruta.

El koel en un importante agente dispersor de semillas de sándalo (Santalum album), puesto que regurgitan las semillas de sus frutos cerca de ellos o las defecan lejos.

Comportamiento del koel

Esta ave es diurna y solitaria. Tan solo busca a otros de su especie para procrear durante la primavera, momento en el que algunos ejemplares realizan la migración hasta Australia.

Probablemente, su comportamiento más estudiado es el reproductivo. Como se viene diciendo, se trata de aves que parasitan los nidos de otras especies para depositar ahí los huevos y que sean los anfitriones quienes los crían.

Reproducción

La hembra suele poner, como mucho, 2 huevos en el nido del anfitrión. Los polluelos, a diferencia de otras especies de la familia de los cucos, no tiran del nido a sus hermanos anfitriones, sino que conviven con ellos. La madre biológica, además, se acerca de vez en cuando para llevar alimento a sus propios polluelos, un comportamiento también poco común, aunque sí que pueden llegar a quitar huevos del huésped para poner los suyos.

Dependiendo del área en el que viva, el koel ocupará nidos de diferentes especies similares en tamaño, como los cuervos, el frailecillo o el zarzo rojo.

Las crías pasan una media de 35 días en el nido antes de emplumarse y volar por primera vez. La época de cría sucede de septiembre a marzo, período en el que el polluelo crecerá hasta el doble de su tamaño. Si llega a nacer en un nido de una especie de tamaño más pequeño, el trabajo de los padres adoptivos será muy desgastante para ellos, pues la demanda de comida será mucho mayor.

Estatus de conservación

Eudynamys scolopaceus.

En la actualidad, esta ave se encuentra en estado de preocupación menor (LC) según la IUCN. No obstante, se considera su población estable porque no se tienen demasiados datos sobre ellas.

Se trata de un pájaro que, durante un tiempo, se capturó de su medio natural para enjaularlo como mascota, sobre todo en la India. También se trafica con la especie a nivel internacional como ave ornamental y se consume en alimentación a nivel local. Recientemente, un estudio identificó varias causas de mortalidad dentro de las poblaciones, como saculitis aérea, aspergilosis, psitacosis o miocarditis.

Aunque se han protegido áreas concretas donde se sabe que acuden a reproducirse y a alimentarse, aún queda mucho trabajo por hacer con el koel, especialmente en cuanto a estudio. Por tanto, sigamos dando a conocer a estas especies tan poco tenidas en cuenta, pues también necesitan ayuda para perdurar.

Te podría interesar…