El chinche de la malva: hábitat, características y reproducción - Diario CR
24 de marzo de 2023
El chinche de la malva: hábitat, características y reproducción
El chinche de la malva: hábitat, características y reproducción
Animales

El chinche de la malva: hábitat, características y reproducción


Este chinche es inconfundible gracias a su patrón rojo y negro, pero, ¿lo conoces a fondo? Aquí te ayudamos con ello.

El chinche de la malva: hábitat, características y reproducción

Última actualización: 17 marzo, 2023

Habrás escuchado llamar al chinche de la malva de muchas maneras, entre ellas zapatero o firebug. No obstante, es posible que no sepas demasiado sobre él, pues no suele despertar más curiosidad que aquella que despierta ver un insecto corriendo entre las plantas.

En este espacio vamos a solucionar eso. Las peculiaridades de este insecto, así como su función en el ecosistema, son dignas de conocer, así que no te pierdas nada de lo que viene a continuación, pues cualquier animal encierra secretos.

Taxonomía y características físicas

Pyrrhocoris apterus.

Este insecto, que responde al nombre científico de Pyrrhocoris apterus, es hemíptero y de la familia de los pirrócidos. Su coloración, roja con patrones de formas geométricas negras, es fácilmente reconocible. Además, es el pirrócido más grande de su familia taxonómica con más de un centímetro de longitud.

A medida que la ninfa (totalmente roja) pasa por los diferentes estados, su patrón negro se va completando poco a poco.

El chinche de la malva es un insecto volador. Sin embargo, dependiendo de la población se encuentran ejemplares con alas totalmente desarrolladas, subdesarrolladas o incluso inexistentes.

Hábitat del chinche de la malva

Este chinche tiene una distribución paleártica, muy extensa, que abarca desde el sur de Europa hasta China y la India, e incluso en Estados Unidos. También ha llegado hasta las islas británicas, donde se está expandiendo con facilidad. Está adaptada tanto a climas fríos como templados, si bien tienen preferencia por este último.

Cabe destacar que es un insecto antropófilo, que se asienta cerca de los humanos e incluso se comporta como un comensal. Por eso, es fácil verlo en huertos y jardines, donde se puede alimentar sin demasiada presencia de depredadores.

Alimentación

El chinche de las malvas es un insecto folívoro que se alimenta, principalmente, de las malvas (de ahí su nombre). Su especie predilecta es la malva arbórea (Lavatera arborea), pero también se alimenta de otros ejemplos de esta familia y, ante su escasez, se pasa a otras especies. El malvavisco, el hibisco e incluso coles como el repollo le pueden servir para alimentarse.

Ante la escasez de alimento puede llegar a consumir otros insectos o a canibalizar a sus compañeros, pero esto es muy infrecuente.

No consume la hoja en sí (como lo haría una oruga o un caracol, por ejemplo), sino que sorbe la savia gracias al estilete que porta en su boca. Con él, perfora la hoja y accede al líquido vital de la planta. También consumen las semillas de la malva.

Comportamiento del chinche de la malva

Poco se conoce del comportamiento del zapatero, salvo que tiene hábitos diurnos y es altamente gregario. De hecho, es raro encontrar a uno solo, sino que se forman grandes grupos que van consumiendo planta por planta y usándola como refugio para la noche.

Dentro de un solo grupo es posible encontrar individuos en todos los estados vitales: huevo, ninfa e imago. Se pueden llegar a encontrar más de un centenar de individuos con facilidad, sobre todo en zonas de compost cuando quieren hacer un nido.

Reproducción

El ciclo biológico del chinche de las malvas comprende un período de unos 2 y 3 meses. Comienza en primavera, por lo que llegan al estado de adultez en verano. Los huevos, que pasan del blanco al amarillo, eclosionan a la semana, aproximadamente, desde la ovoposición.

La edad de la hembra y la temperatura ambiental inciden en el tamaño del huevo, haciéndolo más pequeño a medida que las condiciones son desfavorables.

Una vez nacen, siguen un proceso de metamorfosis hemimetabólico, es decir, que pasan por varios estados de ninfa sin llegar a tener un período de inactividad en forma de pupa, como las mariposas. En el caso de estos chinches, la ninfa pasa por 5 estadios que se alargan por más de 3 semanas.

Ya de adultos, se dedican a comer y aparearse cuando llegue la siguiente primavera. En este momento habrán desarrollado ya la característica pigmentación negra de su espalda.

Valor ecológico y estado de conservación del zapatero

Pyrrhocoris apterus.

Aunque muchas personas ven al chinche de las malvas como una plaga, lo cierto es que rara vez se alimenta de cultivos de repollo y otras coles si tiene malvas en su entorno. Además, es un controlador de poblaciones de otros insectos más pequeños, ya que consumen tanto adultos como huevos.

Por suerte, este insecto no escasea en su amplia área de distribución. En algunas zonas concretas, como la península Ibérica, han llegado a notar su escasez en determinadas épocas, así como su traslado a hábitats inusuales por escasez de alimento. Sin embargo, es capaz de reproducirse a gran velocidad en las condiciones adecuadas, así que estamos ante uno de los casos más favorables en cuanto a conservación. Solo queda esperar que esto no cambie y sigamos viendo esas motas rojas y negras en nuestros jardines.

Te podría interesar…