Conoce todo sobre la anfisbena - Diario CR
30 de enero de 2023
Conoce todo sobre la anfisbena
Conoce todo sobre la anfisbena
Animales

Conoce todo sobre la anfisbena


La anfisbena es una criatura mitológica, pero más allá de las creencias te sorprenderá saber que en la actualidad existe un animal con ese nombre. Conócelo aquí.

Conoce todo sobre la anfisbena

Última actualización: 11 enero, 2023

Existen animales de apariencia un poco extraña, pero adaptados a sobrevivir en el entorno que los rodea. Entre los reptiles, hay un grupo particular similar a las lombrices. Se trata de las anfisbenas o anfisbenios. No obstante, no hay que confundirlas con las criaturas mitológicas. ¿Quieres conocer más sobre ellas?

También llamadas culebrillas ciegas, pertenecen al orden Squamata y al infra orden Amphisbaenia, en el que se reúnen alrededor de seis familias y 195 especies. Son reptiles escamosos con una vida excavadora que reduce las posibilidades de encuentro con los seres humanos. Aquí te traemos una guía completa sobre información valiosa de este grupo tan peculiar. ¡No te lo pierdas!

Hábitat y distribución de la anfisbena

Estas serpientes son fosoriales, por lo que viven enterradas en el suelo en túneles construidos por ellas mismas. Se pueden encontrar en gran parte del mundo, en regiones neotropicales, afro tropicales y mediterráneas. Así, están presentes en Europa, África, Asia menor y América (tanto la parte norte, como central y sur).

Características de la anfisbena

Estos animales se asemejan a lombrices, gracias a su cuerpo alargado y delgado, adaptado para una vida fosorial. La cabeza es la parte que permite la excavación del suelo. De esta manera, su morfología es variable y está relacionada con la forma en que realizan este proceso.

Así, la cabeza puede ser redondeada, como pala, espátula o poseer una quilla vertical. El cráneo es fuerte y está formado por placas óseas rígidas, que les brindan resistencia para soportar los golpes.

Carecen de patas y con sus cuerpos alargados y delgados pueden entrar en espacios reducidos. Aunque existen tres ejemplares que conservan sus miembros delanteros y los utilizan como ayuda para penetrar en el suelo, son los integrantes del género Bipes (familia Bipedidae).

La cabeza y la cola son similares, por lo que suele llamarse serpiente de dos cabezas, como la criatura mitológica. El nombre anfisbena hace referencia a su capacidad de desplazarse en ambas direcciones.

El cuerpo de estas culebrillas es escamoso y puede presentar algunas tonalidades o no. Por lo general, las anfisbenas que tienen color ocupan galerías más superficiales, mientras que las que posee poco o ningún pigmento se encuentran en los espacios más profundos. La cola puede ser corta y gruesa o alargada y fina.

Tiene ojos reducidos, puesto que no los necesita en su vida subterránea. Con la falta de visión, otros atributos son necesarios para orientarse y sobrevivir. Entre ellos podemos mencionar que pueden percibir sonidos y vibraciones del suelo. Además, están dotadas de un sentido químico.

Comportamiento

La característica que más destaca en este tipo de reptil es su comportamiento fosorial y excavador, por lo que construyen túneles en el suelo. Asimismo, presenta adaptaciones morfológicas para llevar a cabo este estilo de vida. El tegumento es suave para reducir la fricción y permitir el desplazamiento.

Como otros reptiles, realizan un proceso de ecdisis o muda de la piel. Este es constante, ya que debido a su vida subterránea sufren un desgaste periódico de tegumento.

Presentan actividad intensa durante la estación lluviosa. Cuando las temperaturas son más suaves, pueden llegar a la superficie y permanecer debajo de rocas, troncos u otros. Este comportamiento se debe a que son animales ectotermos, que regulan su temperatura corporal con ayuda del medio externo.

El calor lo obtienen por contacto. De esta manera, efectúan migraciones verticales en el sustrato, de acuerdo a la temperatura ambiental y las estaciones.

Entre las estrategias de defensa frente a los depredadores hay que mencionar a la llamada autotomía caudal, que no es otra cosa que el desprendimiento voluntario de la cola. Una actividad bastante útil, ya que les brinda tiempo para huir. También emplean la exhibición de la cola o el salto de escape.

Alimentación

La anfisbena es un depredador muy exitoso, por el hecho de que está dotado de mandíbulas y dientes fuertes. Por lo general, su dieta carnívora está compuesta por insectos y sus larvas. Entre ellos tenemos a las termitas, las hormigas, las cucarachas y otros tipos de animales como las lombrices. No obstante, puede incluir pequeños vertebrados, como los roedores. La presa es detectada gracias a su olfato y mordida por pedazos.

Reproducción

Amphisbaenia.

La mayoría de las especies de anfisbenas tienen una reproducción ovípara, es decir, ponen huevos. Estos son alargados. Aunque sus nidadas presentan un bajo número (entre 2 y 6 unidades). También hay ejemplares ovovivíparos, que retienen los huevos dentro del cuerpo hasta la eclosión y vivíparos, si además se nutren de tejidos maternos. Sin embargo, es difícil distinguir entre estos dos últimos individuos.

El ciclo sexual de la anfisbena es estacional, con preferencia por las temporadas cálidas y lluviosas. La maduración del juvenil es rápida, lo que compensa el bajo número de nidadas para garantizar el éxito reproductivo.

En concreto, la anfisbena es un reptil muy particular y poco conocido. Presenta una morfología adaptada a su vida subterránea. Así, bajo el suelo existe un mundo incierto para nosotros, con criaturas interesantes como esta.

Te podría interesar…