5 curiosidades sobre el pichiciego - Diario CR
23 de enero de 2023
5 curiosidades sobre el pichiciego
5 curiosidades sobre el pichiciego
Animales

5 curiosidades sobre el pichiciego


El pichiciego es un armadillo diminuto, fascinante y a todas luces desconocido. Vamos a repasar qué se sabe de él a través de estas curiosidades.

5 curiosidades sobre el pichiciego

Última actualización: 08 diciembre, 2022

Cuando se piensa en un armadillo, acude a la mente el conocido animal acorazado y con grandes garras para excavar. Sería raro que apareciera en tu imaginación uno de color rosa y más pequeño que tu mano, ¿verdad? Pues ese animal existe y se llama pichiciego, y lo podrás conocer en estas líneas.

Endémico de Argentina, este gran desconocido de los pastizales secos podría estar en peligro de extinción. Por tanto, vamos a conocerlo un poco mejor a través de estas curiosidades, pues el primer paso para protegerlo es reconocer su presencia en el mundo. No te pierdas nada.

Características del pichiciego

Chlamyphorus truncatus.

Lo que comúnmente se entiende por pichiciego, pichiciego menor, pichiciego pampeano o armadillo hada se refiere a la especie Chlamyphorus truncatus. Es de un color rosa pálido en sus placas, que cubren un sedoso pelo blanco y unas garras poderosas para excavar galerías. Además, exhibe una placa caudal vertical y dura que precede a su cola, otra de sus características más llamativas.

Su cola tiene una punta en forma de diamante que el pichiciego emplea para desplazarse cuando anda, como si se tratara de una quinta pata.

Se alimenta principalmente de hormigas y de sus larvas, pero también de otros insectos y de raíces de plantas, por lo que se trata de un animal omnívoro. Excava sus galerías cerca de los hormigueros para tener acceso a sus túneles y alimentarse de estos himenópteros.

Se sabe que es mamífero, pero el resto de su biología queda oculta por su naturaleza subterránea y nocturna. La mayoría de los datos se obtienen de su estudio en cautividad, donde su esperanza de vida se acorta drásticamente por el estrés. La reproducción es el aspecto más desconocido, pues seguramente ocurra siempre bajo tierra.

Curiosidades del pichiciego

Aunque dé la impresión de que no se sabe nada en absoluto sobre este animal, lo cierto es que sí se han podido observar ciertas características bastante curiosas acerca del pichiciego. Aquí puedes leerlas una por una y no dudes de que te quedarás con la boca abierta.

1. El pichiciego no es realmente ciego

Al ser un animal que vive la mayor parte de su vida bajo tierra, se pensaba que era ciego, al igual que otras especies subterráneas. No obstante, sus ojos son funcionales y les permiten detectar los cambios de luz en su entorno, aunque no son capaces de atisbar formas, contornos y colores.

2. La curiosa utilidad de su placa caudal

La función de la placa caudal que tienen, de forma plana y desprovista de pelo, era un misterio hasta que se pudo observar a estos armadillos en cautividad. Al excavar galerías, la usan para apelmazar la tierra que dejan atrás, y además tiene una forma que les permite sacarla a la superficie sin problema.

Dando marcha atrás, el pichiciego compacta el sustrato y da forma a los túneles que excava.

3. Preferencias individuales marcadas

En el estudio de la investigadora Mariella Superina, que los acoge y rescata de la naturaleza cuando alguien los encuentra heridos, se relata la difícil tarea de alimentarlos en cautividad antes de devolverlos a su hábitat. Al tratarse de una especie tan desconocida, Superina tuvo que probar muchísimas combinaciones de alimentos naturales diferentes hasta dar con aquella que el pichiciego quería comer.

Sin embargo, cuando rescató al siguiente, este se negó a tomar la mezcla que le gustaba al primero. Por tanto, concluyó que el estrés del cautiverio les hacía ser sumamente selectivos y tener marcadas diferencias individuales en cuanto a los gustos por la comida. Esto, por supuesto, supone un reto a la hora de rehabilitarlos para su posterior liberación.

4. Son los armadillos más pequeños del mundo

Hasta el momento no se conocen cingulados más pequeños en el mundo. Estos armadillos, los pichiciegos, apenas llegan a los 11 centímetros, aunque su longitud más habitual es de 7 centímetros. Esta es una de las razones por las que se tienen tan pocos datos sobre ellos, ya que su pequeño tamaño, unido a sus hábitos nocturnos, hace casi imposible su avistamiento en la naturaleza.

5. Su distribución es desconocida

Chlamyphorus truncatus.

Directamente relacionado con el punto anterior se encuentra esta última curiosidad sobre el pichiciego. Aunque se sabe que es endémico de la región central de Argentina, no se ha podido estimar a cuántos individuos asciende su población debido a la dificultad de su avistamiento.

Por tanto, en la actualidad se incluye en la categoría de datos insuficientes (DD) dentro de la lista roja de la IUCN. Se sabe, no obstante, que su hábitat está siendo severamente degradado por la ganadería extensiva y que las poblaciones están fragmentadas. El mascotismo también está disminuyendo su número, pues muchas personas los recogen de la naturaleza cuando se los encuentran o los capturan para su compraventa, aunque se sabe que mueren a los pocos días de su captura.

Aunque las leyes argentinas lo protegen, haciendo ilegal su tenencia y blindando sus áreas de distribución, los indicios conducen claramente a una disminución de la población que podría incluirles en categorías de peligro de extinción. Por tanto, la investigación sobre el pichiciego se hace imprescindible para poder asegurar que siga poblando la tierra bajo nuestros pies.

Te podría interesar…