5 curiosidades sobre el lagarto Leiolepis ngovantrii - Diario CR
30 de enero de 2023
5 curiosidades sobre el lagarto Leiolepis ngovantrii
5 curiosidades sobre el lagarto Leiolepis ngovantrii
Animales

5 curiosidades sobre el lagarto Leiolepis ngovantrii


Los clones existen, pero no como todos imaginamos después de ver una película futurista. Descubre cómo la naturaleza supera siempre nuestra imaginación.

5 curiosidades sobre el lagarto Leiolepis ngovantrii

Última actualización: 22 enero, 2023

En el mundo existen especies para satisfacer las imaginaciones más locas. En este nuevo espacio te traemos al Leiolepis ngovantrii, un lagarto con unas peculiaridades dignas de cualquier novela de ficción. Te damos un adelanto, esta especie está compuesta solo por hembras, no existe ningún otro sexo.

¿Te pica la curiosidad? Lo cierto es que lo mejor para conocer a estos animales tan peculiares es enumerar sus características más divergentes. No te pierdas nada, pues seguro que este pequeño reptil te deja con la boca abierta y, sobre todo, con ganas de saber más sobre él.

El lagarto de Ngo Van Tri

Leiolepis ngovantrii.

Antes de nada, vamos a dar un par de pinceladas sobre este saurópsido. El lagarto Leiolepis ngovantrii pertenece a la familia de los agámidos, caracterizado por la robustez de sus patas y su cercanía genética a las iguanas (Iguanidae). Es originario de la provincia de Bà Rịa-Vũng Tàu, en Vietnam.

Mide alrededor de 11 centímetros de largo y habita las dunas de las costas de Vietnam, así como zonas de matorral. Su alimentación no está muy estudiada, así que se especula que comparte la misma que el resto de las especies del género Leiolepis.

Curiosidades sobre el Leiolepsis ngovantrii

Hasta ahora podríamos estar hablando de un lagarto de entre los miles de especies que se conocen de saurópsidos. Sin embargo, las personas que los cazaban para consumir su carne se dieron cuenta de que todos los que encontraban eran exactamente iguales. Por aquí empezamos las curiosidades.

1. Lagartos y sus clones

Cuando los científicos quisieron ahondar en esta cuestión, se sorprendieron del parecido exacto entre ejemplares, que contrastaba con el marcado dimorfismo sexual propio del género Leiolepsis. Más aún, se dieron cuenta de que absolutamente todos los lagartos capturados eran hembras. ¿Cómo se reproducían entonces?

Un estudio de 2010 aportó la respuesta. Se trata de una especie donde no existen machos y las hembras se reproducen de manera asexual, por partenogénesis. Mediante este proceso, la hembra duplica su propio material genético a partir de un óvulo. De esta manera, todas sus crías portarán los mismos genes que ella, técnicamente son clones.

2. Las escamas del Leiolepis ngovantrii

Otra de las peculiaridades de este lagarto respecto a su género es la disposición de sus escamas. En su antebrazo posee 9 filas de escamas agrandadas y en forma de quilla. Por otro lado, también cuenta con 37-40 laminillas bajo el cuarto dedo de sus extremidades posteriores.

3. Dentición acrodonta

Antes mencionábamos que estaban emparentados con las iguanas. Pues bien, esto se ha deducido a través de su dentición, llamada acrodonta. Este término hace referencia a que los dientes del animal se fijan por su base sobre el borde de mandíbula y el maxilar.

4. No son las únicas capaces de recurrir a la partenogénesis

Esta especie no es la única capaz de reproducirse sin fecundación, duplicando su propio material genético. Si bien es una capacidad más propia de las plantas, no son pocos los animales capaces de realizarla, en especial los reptiles y unas 15 especies de tiburones y rayas. En total, unas 80 especies de vertebrados poseen esta capacidad.

La forma de partenogénesis encontrada en el Leiolepis ngovantrii es la llamada apomixis, en la que los gametos se dividen por mitosis. A diferencia de la automixis, aquí las crías sí son clones de su progenitora.

5. El Leiolepis ngovantrii, en estado vulnerable

Lo cierto es que este reptil es muy común en su lugar de origen. Tanto es así, que forma parte de la dieta de muchas personas, el humano es su principal depredador. Es precisamente esta circunstancia, unida a su nula variabilidad genética, la que le ha valido el título de vulnerable (VU) según la IUCN.

El gran problema sobre su consumo como alimento es que las poblaciones de la especie no están censadas y tampoco se conoce cuántos individuos maduros existen en la actualidad. Asimismo, también se desconoce si su número está en declive o en aumento.

Por otro lado, su área de distribución está muy restringida (es una especie endémica de Vietnam), por lo que el riesgo de sobreexplotación es muy alto. Es decir, el Leiolepis ngovantrii podría pasar a un estatus de peligro de extinción (EN) o peligro crítico (CR) en cualquier momento.

Sin medidas de conservación

Leiolepis ngovantrii.

Para terminar, seguro que te estás planteando que un animal tan increíble no debería desaparecer de nuestro planeta. No obstante, las medidas de conservación para el Leiolepis ngovantrii son inexistentes en la actualidad. Para implementarlas sería necesario realizar un estudio de las poblaciones, y eso aún está pendiente. No queda sino esperar que las autoridades se impliquen en la conservación de este reptil, tan increíble como invisible fuera de los platos de la cena.

Te podría interesar…